domingo, 12 de agosto de 2012

¿Qué es un apóstol?

Algunos hermanos se escandalizan cuando hablamos de apóstoles en el presente.
En cierto sentido hacen bien, porque la mayoría (no todos) de los que se llaman así son hombres amadores de sí mismos, soberbios, y no conocen lo que significa ser un apóstol.

Ahora bien, ¿qué es un apóstol?, la respuesta quizá sorprenda a algunos. Un misionero, ni más ni menos.
Curiosamente, apóstol y misionero son la misma palabra, sólo que una en griego y la otra en latín, "enviado".

Un apóstol, (que realmente haya sido enviado por el Señor), llega a una ciudad, si no hay iglesia allí, abre una obra para que se forme una.

Una vez esta llega a su existencia, el apóstol / misionero se va, junto con su obra. No se queda "gobernando" a la iglesia local. Ahora la responsabilidad de la localidad es de la iglesia y sus ancianos, no del apóstol.

"Si mantenemos a la 'iglesia' y a la obra paralelas y no permitimos que las dos líneas converjan, encontraremos que  no se necesitará ningún ajuste en la iglesia cuando nos vayamos, porque no habrá perdido a un 'pastor', sino solamente a un hermano" (La vida cristiana normal de la Iglesia, W.Nee)